Modelo entidad-relación, un ejemplo práctico I